Colegio Robert F Kennedy

Comunicación, Liderazgo y Conviviencia

TRABAJO SEMANA DE DESARROLLO INSTITUCIONAL 12 abril, 2010

Archivado en: Ciclo V — rfkcolegio @ 5:30 PM
Tags: ,

COLEGIO ROBERT FRANCIS KENNEDY

TRABAJO SEMANA DE DESARROLLO INSTITUCIONAL

ELABORADO POR: MARIELA CASTRO PÉREZ         FECHA: marzo 31 de 2010

CICLO: CINCO

Acuerdos iniciales:

  • IMPRONTA DEL CICLO: Proyecto Profesional y laboral
  • EJE DE DESARROLLO: Investigación y  desarrollo de la cultura para el trabajo
  • METAS DE APRENDIZAJE: Competencias (Básicas, ciudadanas y laborales)
  • ORGANIZADOR CURRICULAR: Proyecto por ciclo
  • REFERENTES DE EVALUACIÓN: Desempeños
  • FUNDAMENTACIÓN PEDAGÓGICA: Modelo: social constructivista
  • OBJETIVOS DEL CICLO:

GENERAL:

Realizar aportes a su comunidad a partir de la formulación de proyectos de índole social, laboral o tecnológico utilizando procesos metodológicos y herramientas adquiridas en su paso por el RFK, cuya identidad refleje: convivencia, comunicación y liderazgo, que conlleven al mejoramiento de su calidad de vida.

ESPECÍFICOS:

  • Comunicación: El estudiante de ciclo V estará en capacidad de articular el saber ser, pensar, comunicar y actuar, como un proceso de entendimiento dialógico con el otro y de crecimiento personal.
  • Convivencia: el estudiante de ciclo V estará en capacidad de reconocer el principio de la pluralidad como fundamento de la convivencia, el respeto, la tolerancia y el ejercicio de otros valores fundamentales, para la creación de una cultura de paz sostenible
  • Liderazgo: El estudiante de ciclo V estará en capacidad de ejercer diferentes roles que le demanden un papel protagónico en la gestión de diferentes iniciativas personales y sociales, tendientes a obrar con justicia y equidad.

Fundamentación pedagógica e interdisciplinar

¿Por qué trabajo por proyectos para el Ciclo Cinco?

“a. Relación con la realidad:

El trabajo por proyectos propone tareas o problemas que resultan de la vida misma. El trabajo por proyectos no está limitado, ni en su contenido ni en sus procesos, por la estructura en asignaturas propia del sistema escolar. Se trata, para el docente, de explotar de forma didáctica las experiencias de la vida cotidiana en áreas de interés para los alumnos. La relevancia de un tema o instancia de aprendizaje depende de la cercanía de la relación de dicho tema a la experiencia propia de cada alumno. A veces, son los elementos disonantes con dicha experiencia que, al provocar una reacción, transforman un hecho cotidiano en experiencia de aprendizaje. La resolución de los problemas/tareas relacionados con la realidad requiere generalmente que los aprendientes desplieguen estrategias y capacidades muy distintas a las necesarias en la enseñanza tradicional. En este tipo de enseñanza, el trabajo práctico y el uso de los sentidos juegan un papel estelar.

b. Orientación hacia los intereses de los participantes:

En todo proyecto encontramos, desde el inicio, que los participantes expresan sus preferencias, intereses y sus necesidades.

c. Capacidad organizativa y toma de responsabilidad:

En la enseñanza tradicional, los objetivos, el tipo y método de enseñanza/aprendizaje, son fijados por el profesor. El trabajo por proyectos rompe con este menosprecio de la habilidad de los alumnos, que ahora actúan de forma responsable y toman un papel activo en su aprendizaje. Es así como docente y estudiante trabajan juntos para planear el trabajo de aprendizaje. Es imprescindible que el docente ayude en el proceso de estructuración del proyecto, proponiendo normas de trabajo, alentando la expresión de sentimientos y necesidades de los participantes, identificando problemas de dinámica de grupo y aportando métodos de trabajo relevantes. Asimismo, es importante que tanto el plan de trabajo como los objetivos permanezcan abiertos y sean revisados periódicamente. De gran importancia para desarrollar estas capacidades de organización y toma de responsabilidad son las pausas o puntos de reflexión y coordinación que tienen lugar durante el curso del proyecto. Estas pausas permiten reflexionar sobre el progreso y organizar las actividades a venir, así como resolver todo problema que pueda aparecer.

d. Relevancia social:

Un proyecto no puede simplemente simular situaciones reales, sino que debe transformar en alguna medida, por pequeña que sea, lo social, produciendo algo de valor concreto, intentando siempre buscar una audiencia que pueda beneficiarse del producto del proyecto.

e. Orientación del proyecto hacia los objetivos:

El aprendizaje por proyectos, al igual que otras formas de enseñanza, trabaja siempre con el fin de satisfacer objetivos claros. Sin embargo, estos objetivos no son impuestos por el profesor, sino que son identificados y negociados entre profesor y alumnos. Constituyen la adquisición de competencias y el alcance de otros medios necesarios para la realización de la actividad. Es así que se planean todas las actividades, responsabilidades y tiempos necesarios para conseguir el producto buscado, y este plan sirve siempre de punto de referencia para verificar el progreso durante el proyecto.

f. Orientación hacia el producto:

Para la enseñanza tradicional el producto de la enseñanza es un aumento de los conocimientos de los alumnos de acuerdo a un currículo preestablecido. En la enseñanza por proyectos esto no es suficiente. Aquí, un producto satisfactorio es el valor práctico de un resultado importante y útil para los alumnos. Es en el producto entendido de esta forma en el que encontramos la fuente para la organización del trabajo a realizar durante el proceso de aprendizaje. Esta orientación al producto así entendido, permite que los alumnos puedan entender mucho mejor su tarea.

g. Uso de todos los sentidos:

Un proyecto debería incluir el uso de tantos sentidos como sea posible, uniendo el uso de la mente y el cuerpo en el desarrollo de la tarea entre manos. Así se unen el pensamiento con la acción, las actividades escolares con las del mundo real, trabajo y disfrute, teoría y práctica, etc. La ventaja no es solo un aprendizaje más activo, sino también la creación de una nueva relación entre trabajo y aprendizaje, que supone la resolución de raíz del problema de la instrucción tradicional, que habla continuamente de la realidad sin permitir la experimentación con la misma. Dicha experimentación posee un carácter mucho mas motivador y activador para los aprendientes. Se trata de aprender como persona plena y no sólo usando el intelecto.

h. El aprendizaje cooperativo:

El trabajo por proyectos necesita de una comunicación activa entre participantes, incluyendo al profesor. La comunicación surge entre participantes que aprenden los unos de los otros. Las interacciones, en tanto que procesos sociales que tienen lugar dentro del grupo, se convierten en sí mismas en sujeto de aprendizaje. Vemos aquí que, además de la orientación al producto, el aprendizaje por proyectos se orienta también a los procesos de aprendizaje social o cooperativo que acontecen. Esta doble orientación crea a menudo tensiones. El profesor debe decidir si interviene en situaciones de conflicto en el grupo para salvaguardar el preciado tiempo necesario para producir el producto esperado, o si, por el contrario, el tiempo está mejor empleado dejando que los alumnos experimenten en la resolución de dichos conflictos por ellos mismos, aún con peligro de crear desarreglos en el plan inicial. Esta tensión es, sin embargo, positiva y la oportunidad de desarrollar la capacidad interactiva y el beneficio del aprendizaje cooperativo no debe ser menospreciada.

i. Carácter interdisciplinario:

La enseñanza por proyectos sobrepasa las fronteras de las asignaturas o materias propias de la organización escolar tradicional. Esto no impide el uso de proyectos dentro del marco de una asignatura determinada. Sin embargo, sí implica la voluntad de situar todo problema o situación en su contexto real y, por tanto, complejo, considerándolo como un todo, atravesando las barreras entre materias según sea necesario para la realización de la tarea o resolución del problema”

(Bastian y Gudjons 1988:15)

¿Por qué  las Competencias para el Ciclo Cinco?

En el 3º Congreso Internacional de Educación y el Encuentro Internacional sobre Evaluación por Competencias y la Formación por Ciclos plantearon que “en el mundo de hoy no es suficiente saber desempeñarse con presteza en un oficio, se requieren habilidades que abarcan desde la resolución de problemas hasta la fluidez en la comunicación, el manejo de información, la evaluación de riesgos y la auto organización. En los inicios del siglo XXI el uso creativo de conocimientos y habilidades, es decir, de competencias, constituye la principal fuente de productividad y desarrollo de empresas y organizaciones…

…La educación, entonces, tiene el reto de situar el aprendizaje en una serie de contextos significativos para que los estudiantes puedan alcanzar competencias que generen impacto en el mundo que les rodea, especialmente en el productivo.” http://www.colombiaaprende.edu.co

Por lo anterior, en el ciclo cinco entendemos las Competencias como “Procesos complejos de desempeño con idoneidad en determinados contextos, integrando diferentes saberes (saber ser, saber hacer, saber conocer y saber convivir), para realizar actividades y/o resolver problemas con sentido de reto, motivación, flexibilidad, creatividad, comprensión y emprendimiento, dentro de una perspectiva de procesamiento metacognitivo, mejoramiento continuo y compromiso ético, con la meta de contribuir al desarrollo personal, la construcción y afianzamiento del tejido social, la búsqueda continua del desarrollo económico-empresarial sostenible, y el cuidado y protección del ambiente y de las especies vivas” (Tobón, 2008), la cual va un poco más allá de la planteada por el MEN, sin desconocerla “Conjunto de conocimientos, habilidades, actitudes, comprensiones y disposiciones cognitivas, metacognitivas, socioafectivas y psicomotoras apropiadamente relacionadas entre sí para facilitar el desempeño flexible, eficaz y con sentido de una actividad o de cierto tipo de tareas en contextos nuevos y retadores. (Vasco_2003)”

El desarrollo integral de un estudiante  de  ciclo cinco debe atender todas sus dimensiones, de ahí que se otorgue especial importancia a la formación y evaluación de competencias de distinto tipo: básicas (relacionadas con el lenguaje, la matemática y las ciencias), ciudadanas (referidas a la capacidad de actuar en sociedad) y laborales (necesarias para actuar como ser productivo), atendiendo a las orientaciones emanadas tanto del MEN como de la SED. (http://www.icfes.gov.co)

COMPETENCIAS BÁSICAS

Las competencias básicas están relacionadas con el pensamiento lógico matemático y las habilidades comunicativas (competencia comunicativa), que son la base para la apropiación y aplicación del conocimiento científico provisto por las distintas disciplinas, tanto sociales como naturales. Son el punto de partida para que las personas puedan aprender de manera continua y realizar diferentes actividades en los ámbitos personal, laboral, cultural y social. De igual manera, permiten el desarrollo de las ciudadanas y las laborales.

Las competencias básicas en matemáticas se relacionan con el “el saber hacer en el contexto matemático, que no es otra cosa que el uso que el estudiante hace de la matemática para comprender, utilizar, aplicar y comunicar conceptos y procedimientos matemáticos”. A su vez, la competencia comunicativa o de uso del lenguaje, se refiere al “uso del lenguaje para acceder a la comprensión y a la producción de diferentes tipos de textos. Es decir, a la manera como el estudiante emplea su lenguaje en los procesos de negociación del sentido”

COMPETENCIAS CIUDADANAS

Las competencias ciudadanas son el conjunto de conocimientos, habilidades y actitudes que permiten que una persona se desenvuelva adecuadamente en sociedad y contribuya al bienestar común y al desarrollo de su localidad o región.

Están referidas a la capacidad de ejercer la ciudadanía y de actuar con base en los principios concertados por una sociedad y validados universalmente. Además de relacionarse con la actuación de un individuo, las competencias ciudadanas implican la capacidad para efectuar juicios morales, conocer el funcionamiento del Estado y comportarse e interactuar con otros y consigo mismo.

COMPETENCIAS LABORALES

Las competencias laborales son el conjunto de conocimientos, habilidades y actitudes que aplicadas o demostradas en situaciones del ámbito productivo, tanto en un empleo como en una unidad para la generación de ingreso por cuenta propia, se traducen en resultados efectivos que contribuyen al logro de los objetivos de la organización o negocio. En otras palabras, la competencia laboral es la capacidad que una persona posee para desempeñar una función productiva en escenarios laborales usando diferentes recursos bajo ciertas condiciones, que aseguran la calidad en el logro de los resultados.

Teniendo en cuenta tanto la impronta como el eje de desarrollo para el ciclo, es necesario ampliar un poco la información sobre las competencias laborales:

COMPETENCIAS LABORALES GENERALES

Se caracterizan por no estar ligadas a una ocupación en particular, ni a ningún sector económico, cargo o tipo de actividad productiva, pero habilitan a las personas para ingresar al trabajo, mantenerse en él y aprender. Junto con las competencias básicas y ciudadanas, facilitan la empleabilidad de las personas. La empleabilidad es la capacidad de una persona para conseguir un trabajo, mantenerse en él y aprender posteriormente los elementos específicos propios de la actividad.

Intelectuales

Condiciones intelectuales asociadas con la atención, la memoria, la concentración, la solución de problemas, la toma de decisiones y la creatividad.

Personales

Condiciones del individuo que le permiten actuar adecuada y asertivamente en un espacio productivo, aportando sus talentos y desarrollando sus potenciales, en el marco de comportamientos social y universalmente aceptados. Aquí se incluyen la inteligencia emocional y la ética, así como la adaptación al cambio.

Interpersonales

Capacidad de adaptación, trabajo en equipo, resolución de conflictos, liderazgo y proactividad en las relaciones interpersonales en un espacio productivo.

Organizacionales

Capacidad para gestionar recursos e información, orientación al servicio y aprendizaje a través de la referenciación de experiencias de otros.

Tecnológicas

Capacidad para transformar e innovar elementos tangibles del entorno (procesos, procedimientos, métodos y aparatos) y para encontrar soluciones prácticas. Se incluyen en este grupo las competencias informáticas y la capacidad de identificar, adaptar, apropiar y transferir tecnologías.

Empresariales o para la generación de empresa

Capacidades que habilitan a un individuo para crear, liderar y sostener unidades de negocio por cuenta propia, tales como identificación de oportunidades, consecución de recursos, tolerancia al riesgo, elaboración de proyectos y planes de negocios, mercadeo y ventas, entre otras.

COMPETENCIAS LABORALES ESPECÍFICAS

Son aquellas necesarias para el desempeño de las funciones propias de las ocupaciones del sector productivo. Poseerlas significa tener el dominio de conocimientos, habilidades y actitudes que conllevan al logro de resultados de calidad en el cumplimiento de una ocupación y, por tanto, facilitan el alcance de las metas organizacionales.

En Colombia el SENA construyó la Clasificación Nacional de Ocupaciones, para lo cual identificó 450 ocupaciones agrupadas en las siguientes áreas:

•         Finanzas y administración

•         Ciencias naturales y aplicadas

•         Salud

•         Ciencias sociales, educativas, religiosas y servicios gubernamentales

•         Arte, cultura, esparcimiento y deporte

•         Ventas y servicios

•         Explotación primaria y extractiva

•         Oficios, operación de equipos y transporte

•         Procesamiento, fabricación y ensamble

Estas ocupaciones están distribuidas de forma vertical en cinco niveles ocupacionales, desde el semicalificado hasta el de alta dirección y gerencia. Cada una de las nueve áreas ocupacionales contiene un número de ocupaciones en los cinco niveles ocupacionales.

¿Por qué evaluar por desempeños en el ciclo cinco?

La evaluación está basada en la ratificación de que se obtienen productos tangibles o acciones observables a través de evidencias que permitan verificar el desarrollo de las competencias, revelando de esta manera niveles de eficiencia y eficacia basándose en criterios establecidos. Dichas evidencias deben ser acordadas por los participantes desde el comienzo del proceso y pueden ser reestructuradas en cualquier momento, siempre y cuando se haga de mutuo acuerdo. De esta forma, se contará con unos aprendizajes esperados expresados mediante indicadores de desempeño. Así mismo, evaluar por desempeños promueve la autoevaluación, la coevaluación y la heteroevaluación en tanto estimula la participación permanente.

Teniendo en cuenta los aportes teóricos antes mencionados y las reflexiones hechas con el equipo de trabajo del ciclo cinco, además de los evidentes cambios económicos, tecnológicos, educativos y sociales que vive nuestro país, y en particular nuestra ciudad me atrevo a afirmar que los acuerdos iniciales ya presentados son los más acertados para abordar de manera eficaz los procesos de transición de los jóvenes del ciclo cinco a la vida laboral y de educación superior.

Para lograrlo, se hace una primera propuesta de trabajo por  proyecto de ciclo usando como hilo conductor la creación de una microempresa escolar en un contexto práctico e innovador, apropiado y viable para desarrollar capacidades emprendedoras utilizando métodos y herramientas de la vida real de una microempresa tales como las nuevas tecnologías, el manejo del inglés, el fortalecimiento de los  procesos comunicativos, del trabajo en equipo y de las competencias laborales tanto generales como particulares, entre otros.

BIBLIOGRAFÍA

BASTIAN, J y GUDJONS H. Project work. Theory and practice. Hamburg. 1988.

BOGOYA, D., TORRADO, María C. et al. Competencias Y Proyectos Pedagógicos. Capítulo: Educar para el desarrollo de las competencias: Una propuesta para reflexionar. Santa Fe de Bogotá. Universidad Nacional de Colombia. Mayo 2000

CANALE, M. y SWAIN, M.(1980) “Theoretical bases of communication approaches to second language teaching and testing”, Applied Linguistics.

CARDEN C.B., (1988) El discurso en el aula. El lenguaje de la enseñanza y del aprendizaje. Barcelona:

Fried-Booth, D. (1986). Project work. Oxford: Oxford University Press.

Kagan, S., (1995) We Can Talk: Cooperative Learning in the Elementary ESL Classroom.

Keller, J. M. “Motivational design of Instruction.” in C. M. Reigeluth (ed.) Instructional Design Theories and Models: An Overview of their Current Status. 1983

Tobón, S. Aprender a emprender. Un enfoque curricular. Medellín: Funorie. 2001.

Tobón, S.). Modelo pedagógico basado en competencias. Medellín: Corporación Lasallista. 2002.

About these ads
 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.